Skip to content.Skip to navigation

Navigation

Problema Ambiental

 


El agua subterránea constituye uno de los principales recursos de agua dulce de nuestro planeta, proporcionando funciones y servicios necesarios para los seres humanos y el medio ambiente. En muchos países europeos,  la contaminación de este recurso ha ido en aumento, debido principalmente a nitratos derivados de actividades antropogénicas tales como el uso excesivo de fertilizantes en los cultivos, el sistema de alcantarillado y las fosas sépticas.

La presencia de nitratos limita el uso potencial del agua subterránea además de afectar negativamente el ciclo hidrológico. Hay que tener en cuenta que en muchas partes de Europa el agua subterránea no es apta para consumo humano a causa, únicamente a la presencia de este contaminante y que,  en algunos lugares es usada sin tratamiento previo lo que puede causar serios problemas de salud. Por consiguiente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido como límite de nitratos 50 mg/L en aguas para consumo humano. Por otro lado y desde el punto de vista ecológico, el nitrato puede producir eutrofización de las aguas superficiales y costeras.

En el 2004 se estimó que una tercera parte de los cuerpos de agua subterránea de EU, excedieron los límites de nitratos para agua potable. Mientras que en Cataluña (Noreste de España) existe un gran número de pozos de agua con concentraciones de nitratos por encima de los 50 mg/L, ya que el 32 % de cuerpos de agua subterránea presentan problemas relacionados con el nitrato y más del 45 % de los pozos de monitorización muestran concentraciones superiores a los 35 mg/L. En 2005, 92 municipios (10 % del total de municipios catalanes) tenían problemas de suministro de agua debido a la contaminación por nitratos. En términos generales, algunos de los pozos contaminados aún son explotados por el hecho de que otras fuentes de agua libres de nitratos, como el agua superficial, se encuentran disponibles para mezclarlas con el agua subterránea y así disminuir la concentración de nitratos. No obstante, algunos de los pozos son abandonados si los niveles de nitratos son demasiado altos y por tanto, hay que explotar agua de fuentes más lejanas. Esto conduce a una sobreexplotación del agua superficial causando escasez río abajo y otros problemas ambientales en las cuencas de los ríos.

El proyecto Life+ InSiTrate tiene como objetivo contribuir a resolver el problema de suministro de agua potable de los municipios y pequeñas comunidades implementando tecnologías de remediación in situ y por lo tanto evitar la sobreexplotación de agua superficial. La restauración de los pozos contaminados beneficiará el desarrollo económico de los municipios, por el hecho de poner a su disposición sus fuentes de agua dulce y evitar el costo de transporte de agua proveniente de otras zonas.

Síguenos en

 

Contacta con nosotros

info@ctm.com.es